martes, 29 de septiembre de 2015

José Carlos Coronel, Tres poemas


PRIMER REGRESO

Todas las cuerdas del amor fueron pulsadas
y sólo un extraño silencio cayó a tierra
húmeda de lágrimas

hoy cede el suelo bajo mis pies
buscaré apoyo entonces con las manos en el aire
en una hoja cayendo por los otoños implacables
mas no lloraré

porque en mí se forjarán los alaridos del mundo
yo crearé el odio y los pecados
y volveré a ustedes que me llamarán hermano
eres la otra mitad ¡abrázanos!

nunca nadie después
podrá detener mis carcajadas
que nos lanzarán hacia la primera palabra
para formar el círculo (de perdición)
donde me hallaré conmigo mismo
hasta un tiempo más lejano que el silencio



DE DONDE SON LAS VERDADERAS PROPOSICIONES

Creo que es necesario descender
hasta el silencio
para encontrar las proposiciones

así el silencio sería el primero
de los términos
por ejemplo el silencio terrible
de la sequía

o el silencio de la pasión
y la piedra

entonces podrán oírse las canciones
que cuentan cosas
de hombres y vigilantes y sus sueños
que no se ven pero que uno intuye
en el estremecimiento que perdura
cuando las canciones cesan y otras vez
se hace el silencio que buscamos pero
que es duro y es bueno que así sea puesto
que se trata sólo de la primera batalla
que libramos

más tarde inventaremos las palabra
que no sirvan realmente
y descubran aquello que no existe
todavía



EL QUE ESTÉ SEGURO QUE LEVANTE LA MANO

No estoy seguro de mi nombre
y mis mañanas no son iguales
a las mañanas
claro que no podría afirmar
que sean diferentes
ni tampoco aquello de mi nombre

pero quien en este planeta
puede decir algo cierto de los nombres
o mañanas
de aquello que no ve




José Carlos Coronel nació en Tucumán el 27 de diciembre de 1944. Se casó con Cristina Bustos(detenida desaparecida desde 1977). Tuvieron dos hijas: Lucía y María. Muriócombatiendo a la dictadura cívico-militar el 29 de septiembre de 1976.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Eduardo Gotthelf, un profesional graduado con honores



PROFESIÓN

     La Mujer está sentada en un sillón tipo dentista, el cuerpo cubierto con una sábana verde. La ilumina una fuerte luz. El Hombre está manipulando instrumental sobre una mesa o similar.

Mujer: –Oiga… yo no voy a decir nada, que quede claro, pero, ¿usted está seguro de lo que va a hacer?

Hombre: –Señora, soy un profesional graduado con honores.

Mujer: –No me diga que para esto se estudia.

Hombre: –Claro que sí, es científico, me especialicé en el extranjero.

Mujer: –¿En Europa?

Hombre: –No, en una academia en Panamá.

Mujer: –Ah… ¿y me va a doler mucho?

Hombre: –Eso se lo garantizo, ya le dije, soy un profesional.

Mujer: –Qué lástima, ya me estaba encariñando con usted.

Hombre: –Eso también lo aprendí. Se llama síndrome de Estocolmo.

     Con la última frase le saca la sábana, entonces se ve que la Mujer está semidesnuda, indefensa, atada al sillón. El Hombre enciende la picana, que hace un zumbido muy fuerte. Se apagan las luces.


Eduardo Gotthelf (Argentina, 1945).

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Roberto Retamoso, la sangre derramada no será negociada



La sangre.
La sangre de Paco,
todavía brilla
y late
transfundida,
en la sangre nuestra, en la sangre de tantos,
en la sangre de muchos,
que somos legión.
Corre, circula,
a través del tiempo,
a través de los cuerpos,
a través de la muerte.
Los buitres,
los carroñeros,
los mercenarios de siempre,
que de todo buscan ganancia,
quieren mancharla,
apropiándosela, bebiéndosela,
como si pudieran secarla
haciéndola mercancía
y a la vez
olvido.
Pero aunque tengan
el Poder y la Plata
no podrán chuparla
porque la sangre de Paco
es la sangre de todos
y a un pueblo entero,
por más que insistan,
nunca
podrán desangrar.



En Rosario/12. Contratapa. 

Escribe Ángela Urondo (hija del poeta y militante revolucionario) en su muro de FB: “En respuesta al mercenario Luis Majul, que con el aval de las autoridades de la provincia de Santa Fe piensa realizar una muestra titulada: 'De Urondo a Fontanarrosa', Roberto Retamoso publicó esta contratapa en Rosario 12 para compartir con ustedes”.