miércoles, 8 de noviembre de 2017

Oscar Flammini, El espíritu de la Revolución de Octubre no ha muerto


A 100 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN RUSA
“La Gran Revolución de Octubre"


“No es difícil darse cuenta de que vivimos
en tiempos de gestación y de transición
hacia una nueva época.”
(Hegel, Fenomenología del espíritu)


     Este mes de Noviembre según nuestro calendario (Gregoriano) se cumplen 100 años de aquellos acontecimientos que describió tan brillantemente el periodista norteamericano John Reeds en su famosa novela Diez días que conmovieron al mundo (Ten days that shook the world).

     Sin duda la “Gran Revolución de Octubre” nombre con que paso a la historia fue uno de los hechos más significativo de todo el siglo XX; los obreros, campesinos y soldados rusos organizados en  Soviet (Asambleas populares)derrocaron a la autocracia zarista y comenzaron a transitar la construcción de una nueva sociedad sin explotados ni explotadores, la sociedad socialista.

     Un siglo después esa experiencia sigue suscitando por un lado la simpatía de todos los explotados, los excluidos y humillados del mundo, de todos aquellos que para el sistema capitalista no son nada más que un número y una máquina de producir ganancias. Y por otro lado el desprecio y los ataques más furibundos de los explotadores y las derechas de todo el planeta cuyos aparatos ideológicos y propagandísticos tergiversa e inventa las más burdas mentiras para denigrar esta gesta heroica del pueblo ruso.

     Para estos traficantes de mentiras al servicio del poder financiero, la revolución de Octubre no fue más que un simple “golpe” elaborado por la maquiavélica cabeza de Lenin y ejecutado por los bolcheviques. Para su mirada estrecha y despectiva para todo lo que sea obrero y popular, el pueblo ruso era una desvalida comparsa confundida y manipulada por los comunistas. En las referencia y comentarios de estos escribas del poder será inútil buscar ni siquiera una insinuación sobre el infierno capitalista en el que surgió en definitiva la revolución.

     También  silencian  vilmente el dolor, la angustia, el sufrimiento y la muerte que género la Primera Guerra mundial (guerra por el reparto económico y de poder en el mundo desatada por las potencias capitalistas). Nada se dice de la oprobiosa autocracia zarista que ahogaba al pueblo trabajador y lo condenaba al atraso, la miseria y la explotación.

     En verdad fueron esos obreros, campesinos y soldados, quienes derribaron al trono imperial y si Lenin y los bolcheviques se constituyeron en la dirección de esa revolución fue porque supieron interpretar el anhelo de justicia e igualdad de los trabajadores rusos, supieron escuchar a los campesinos en su necesidad de librarse de una nobleza parasitaria y fueron sensibles a la necesidad de proclamar la paz para acabar con la carnicería de esa guerra inter imperialista.

     Cuando se habla de la revolución de octubre se oculta o se olvida que este pueblo inicio la construcción de la nueva sociedad , la sociedad socialista, no  solo como un hecho inédito, no  había ninguna experiencia que pudiera servir de guía, sino en condiciones difícilmente imaginables hoy. Un país que además de su gran atraso, perdió en un lapso de 30 años 40 millones de personas víctimas de dos guerras mundiales y de la guerra civil impuesta tras la revolución por la agresión de 20 países capitalistas.

     Solo en la segunda guerra mundial la derrota del nazismo cuya carga mayor recayó sobre la Unión Soviética y su pueblo, costó la vida de 27 millones de trabajadores y soldados; pese a todo ello la URSS se constituyó en una potencia mundial cuyos logros en aspectos como la ciencia, la educación, la salud, la cultura, el deporte, etc. son incuestionables.

     Hubo también críticas bien intencionadas y no faltas de razón. Nadie podría negar que en  este proceso de construcción se cometieran errores, equivocaciones  y desviaciones lamentables, No obstante señalar y reconocer este aspecto, no sería ocioso reflexionar sobre las diferentes  formas de concebir y evaluar un proceso social de cambios: una es hacerlo desde una mirada mecanicista, lineal, sin contradicciones, podríamos decir, idílicas, ignorar que hay fuerzas que actúan en diferente dirección, con grupos que defienden con uñas y dientes sus mezquinos intereses, fuerzas que cuentan con el poder económico, poderosas relaciones internacionales etc., y otra es comprender que todo proceso social tiene, si es un verdadero proceso de cambios, aciertos y errores, avances y retrocesos, momentos de crecimiento y momentos de estancamiento, para los primeros tal vez la experiencia del pueblo ruso puede verse como una utopía, sueños idealistas, un romanticismo terminado en un fracaso. Si se la mira cómo se desarrolla  todo movimiento vivo y dinámico con sus aciertos y errores con sus avances y retrocesos (como es la vida en si misma), ni siquiera lo que  consideramos errores serán inútiles porque el error si se lo identifica y reconoce puede ser un impulso para avanzar hacia una etapa superior.

     Por todo esto el espíritu de la Revolución de Octubre no ha muerto, porque expresa anhelos perennes de Justicia e Igualdad, porque muchos de los problemas que planteara desde su origen no han sido resueltos y por el contrario se han agudizado y es imposible que su solución pueda llegar en el marco del sistema capitalista, porque es el sistema capitalista quien los genera, entre ellos: la creciente concentración en unas pocas manos de las riquezas del mundo, la destrucción del medio ambiente, el recalentamiento del planeta con su consecuencia de fenómenos meteorológicos cada vez más frecuentes, más violentos y con mayores costos para la humanidad, las guerras de rapiña por el usurpa miento de las riquezas naturales con el costo de millones de vidas, el individualismo, el consumismo , la competencia, la ganancia, el culto al ego y la avaricia, la falta de solidaridad,  todo ello en nombre del “Dios Mercado”  está llevando a la humanidad al borde del abismo.

     Por eso se equivocan  quienes creen que la revolución de Octubre ha muerto, que es un hecho del pasado. La huella de esta revolución está allí y 100 años después su impulso aún no ha desaparecido. Este aniversario será recordado y conmemorado por millones de trabajadores y de personas honestas en todo el mundo.


     “Cuando el cambio sobreviene en el mundo, la época de la tranquila sobriedad y la paciente sumisión, es destruida, arrasada porque la revolución es el vacilar de las cosas” (Hegel, Escritos políticos)

lunes, 6 de noviembre de 2017

Defender el techo democrático común


LA REPÚBLICA CRUJE, LA DEMOCRACIA Y EL PLURALISMO IDEOLÓGICO ESTÁN EN PELIGRO, LOS LÍMITES AL PODER SE BORRAN, NO ES MOMENTO DE DISCUTIR PREEMINENCIAS NI DE HACER ESPECULACIONES

     Por sobre las posiciones particulares y respetables de cada persona, grupo, partido, sindicato, profesión, convocamos a todos y a todas para defender el techo democrático común.

     Llevamos más de tres décadas de gobiernos democráticos, con sus virtudes y defectos, pero nunca como en este momento se han hallado en peligro las reglas básicas de nuestra convivencia plural.

     Los jueces, custodios de la Constitución y de nuestras libertades, han perdido imparcialidad, no investigan eventuales delitos, sino que autorizan vejaciones públicas a opositores sin ninguna necesidad procesal. El Poder Ejecutivo reclama jueces propios y amenaza a todo magistrado desobediente a sus designios.

     Se extiende el miedo, los artistas se sienten amenazados, se estigmatiza a los laboralistas como mafiosos, se proyecta la virtual derogación del derecho del trabajo, se amenaza la previsión social, se condena a subdesarrollos regionales por vía impositiva.

     El organismo que debe orientar la política criminal está a punto de perder su autonomía constitucional, para quedar reducido a una dependencia del Poder Ejecutivo.

     Esto no afecta a un grupo, a un partido, a ningún sector particular, sino a toda la sociedad, al sistema de pesos y contrapesos necesario para que nadie hegemonice el poder; el Estado de Derecho se desbarata.

     Ante esto, convocamos a unirnos poniendo de lado las respetables diferencias que debemos discutir en democracia, para defender el espacio mismo en que debemos llevar adelante nuestras saludables discusiones.

     Convocamos a la presentación que haremos ante esta emergencia en la sede del Congreso de la Nación el miércoles 8 de noviembre a las 17 horas.




Estela de Carloto, E. Raúl Zaffaroni, Horacio González, Mempo Giardinelli, Susana Rinaldi, Cristina Banegas…

domingo, 29 de octubre de 2017

Vicente Zito Lema, Los vidrios sucios de un país sin amor


SANTIAGO MALDONADO


Un Cristo pálido
cuya luz se despide
sobre los vidrios sucios
de un país sin amor.

Con toda el agua del río Chubut
jamás se lavarán las culpas.

Qué esperan para marcharse
los dueños de la muerte.

Ni pudor, ni siquiera piedad
en las bocas del rencor.

Hay un viento de silencio
y vos te hiciste cargo
del dolor que más duele.

La memoria del horror
es un instante eterno.


.

viernes, 27 de octubre de 2017

La restitución de la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia


CON LAS ABUELAS, SIEMPRE

“(Comunicado de prensa) 




ENCONTRAMOS UNA NUEVA NIETA, YA SON 125 CASOS RESUELTOS 

     Abuelas de Plaza de Mayo tiene la inmensa alegría de comunicar la restitución de la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia.



LUCÍA 

     Lucía nació el 6 de junio de 1953 en Santa Rosa, La Pampa. Su familia la llamaba "La Flaca". Lucía se mudó a la ciudad de La Plata, donde estudiaba Derecho y militaba en la Juventud Universitaria Peronista. Fue secuestrada el 27 de noviembre de 1977 en esa ciudad, a los 24 años.
     Durante un año fueron en vano los esfuerzos por localizar a Lucía por parte de la familia, no tuvieron ninguna noticia de ella hasta que en noviembre de 1978, un año después de la desaparición, su hermano, Aldo Tartaglia, recibió una primera carta de Lucía donde relataba que se encontraba detenida. Posteriormente, Lucía escribió otra carta relatando que estaba embarazada y que esperaba dar a luz para principios del año 1979. 
     En democracia, su familia pudo reconstruir que Lucía estuvo secuestrada en el Centro Clandestino de Detención conocido como “Atlético-Banco-Olimpo”, gracias a testimonios de sobrevivientes que pudieron verla. La conocían con el apodo de “Anteojito”. Los sobrevivientes relataron además que Lucía estaba embarazada y que fue llevada a dar a luz mientras aún se encontraba en cautiverio.
     La desaparición de Lucía fue juzgada en el juicio realizado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 por los crímenes del circuito represivo ABO, por el cual fueron condenados catorce represores el 22 de marzo del 2011, entre ellos, Samuel Miara. 
     Gracias a la perseverancia de nuestra búsqueda y de todo el movimiento de los Derechos Humanos, hoy la nieta 125 puede conocer la verdad sobre su origen.



LA BÚSQUEDA

     Desde que la familia de Lucía supo de su embarazo, emprendieron la búsqueda del niño o niña nacida durante su cautiverio, para lo cual brindaron las muestras genéticas ante el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) que permitieron que hoy podamos conocer su verdadera identidad.
     La joven fue convocada en el marco de una investigación judicial donde existían dudas sobre su identidad y fue informada sobre la posibilidad de que sea hija de desaparecidos. Tras un tiempo prudencial, accedió a dar voluntariamente una muestra biológica para cotejar su ADN el Banco Nacional de Datos Genéticos. En el día de ayer el resultado del análisis fue comunicado al Juzgado, que a su vez la notificó a ella personalmente hoy a la mañana.
     La causa judicial tramita actualmente en el Juzgado Nacional en lo Criminal Federal nro. 1 de Capital Federal, a cargo de la Dra. María Romilda Servini de Cubría. También interviene la Fiscalía Federal N°5, a cargo del Dr. Franco Picardi.
     Una vez más celebramos por la libertad de una nueva nieta que se atreve a conocer su verdad y alentamos a todos aquellos que puedan aportar información sobre posibles hombres y mujeres que estén en la misma situación a que así lo hagan. 
     Noticias como la presente nos reconfortan el alma y nos fortalecen para continuar en nuestra búsqueda que comenzó hace 40 años, para que se pueda concretar el abrazo con su ser querido de las cientos de familias que aún lo anhelan y esperan. Bienvenida nieta 125 a la verdad.



Ciudad de Buenos Aires, Jueves 26 de octubre de 2017”

jueves, 26 de octubre de 2017

Eduardo Espósito, A Santiago Maldonado


LOS COLORES DE BENETTON

No fue en el Bajo Nilo de Cleopatra
ni en el tosco Rubicón de Julio César
ni en el Danubio Azul de los Strauss

No fue en el amarillo Yangtsé de Li Po
ni en el Nevá con brumas de Tchaikovsky

No en el Jordán polvoriento del Bautista
ni en el Guadalquivir de los condes mozárabes

Fue en el modesto Chubut
donde los alevinos de tus dedos
reclamaron tu nombre nunca muerto

No de emperador
ni de poeta
ni de músico

O quizás todo eso junto
como un signo de los tiempos que
te tocó vivir

Un rasguño velado en hojas y raíces

Cierta ternura avasallada
por las aguas antiguas

Fábulas que seguirá tejiendo
alguna machi en blanco y negro
expulsada para siempre

de los colores de Benetton.


.

miércoles, 25 de octubre de 2017

León Peredo, Dónde están los poetas de la Derecha

¿DÓNDE ESTÁN LOS POETAS DE LA DERECHA?


¿Dónde están los poetas de la Derecha?
¿Por qué el liberalismo no tiene quién le cante?
¿Será porque en el Olimpo no hay quién haga versos
para alabar la miseria, el hambre y la maldad?

¿Dónde están, me pregunto, los poetas de la Derecha?
¿Andarán buscando trabajo?
¿Andarán sacando cuentas para pagar el gas?
¿Estarán acodados al mostrador a la espera de un cliente?
¿Estarán mirando TN o escuchando algo de pop?


¿Por qué la Derecha no tiene quién le escriba
aunque sea un epigrama, un anagrama, un telegrama?
Quizá la poesía y la derecha no se lleven bien
quizá la poesía solo tenga mil manos
y todas ellas sean zurdas, como el Che. 


.

martes, 24 de octubre de 2017

Vicente Zito Lema, Me declaro rebelde


ME DECLARO REBELDE


Si el mandato de las urnas es vivir
para la muerte, me declaro rebelde.

No mataré a ningún inocente. No me pondré
la soga en el cuello. No pisaré
la cabeza del que está caído. No
besaré los labios del poder.

Voy a abrazar a todos los que no
bajan los brazos.

Voy a mirar en los ojos a todos
los que no quieren ver. Voy a subir al tren
a las estrellas... Hay lugar
para todos.



23 de octubre 2017 en un día de pasiones tristes